Depilación Médica:
Láser Alejandrita

Se trata de un concepto de depilación totalmente diferente a los métodos tradicionales, en los que se cortaba o extraía el pelo, pero siempre volvía a salir al cabo de cierto tiempo.

El láser emite un haz de luz que pasa a la piel. La energía se transmite en forma de calor (no es ninguna radiación) y se acumula en zonas con melanina, es decir en el pelo moreno y estructuras como lunares, manchas marrones o simplemente piel morena.

Por este motivo el láser alejandrita es especialmente eficaz en personas de piel blanca y vello moreno. No es eficaz en personas con pelo rubio o canoso.

La energía del láser destruye el folículo piloso, sin afectar la piel que lo rodea, porque solo se acumula en zonas oscuras.

Al cabo de varios días o semanas de aplicar una sesión, el vello se va eliminando. Pasadas varias semanas el vello volverá a crecer. Pero tardará más tiempo en salir y será más fino e incluso habrá zonas en las que se haya destruido el folículo definitivamente y el pelo no llegue a salir nunca más.

El ciclo vital de un folículo piloso consta de 3 fases:
ANAGEN: Cuando el pelo está creciendo.
CATAGEN: Cuando el pelo disminuye su velocidad de crecimiento.
TELOGEN: Cuando el pelo no crece y se cae por si solo.

Para conseguir la destrucción total de un folículo, éste debe encontrarse en fase anágen cuando se aplique el tratamiento. Pero como todos los folículos no se encuentran en la misma fase de crecimiento, son necesarias varias sesiones distanciadas varias semanas para conseguir la depilación permanente de la zona.

El número de sesiones necesarias depende de la zona a tratar, del tipo de piel y grosor de pelo, la edad y la situación hormonal de cada paciente. Habitualmente se precisan un mínimo de 4-6 sesiones, excepto en cara que suelen ser necesarias muchas más. No podemos garantizar el número de sesiones que cada paciente va a necesitar.

Hay que tener en cuenta que se trata de un tratamiento médico y por tanto el paciente debe ser valorado y tratado por un médico.

Tiene por objeto reducir o eliminar el vello no deseado de cualquier parte del cuerpo (excepto cejas). Esta indicado en patologías como hipertricosis o hirsutismo en la que los folículos pilosos tienen un crecimiento anormal (excesivo o fuera de las zonas habituales), en foliculitis postdepilación por otros métodos tradicionales, y por supuesto, también está indicado para cualquier persona con fines estéticos. Se puede aplicar a mujeres y hombres de cualquier edad.

No está indicado en personas con vello rubio o canoso porque no es eficaz.

Está contraindicado en pacientes que toman determinados fármacos o sustancias fotosensibles (hacen que el paciente sea más sensible a la energía de láser, pudiendo ocasionar quemaduras).

Presenta contraindicaciones relativas en pacientes con determinadas enfermedades.

Los resultados podrían ser menores que los esperados habitualmente si el paciente presenta determinadas patologías (ovarios poliquísticos, quiste suprarrenal, hipotiroidismo…).

No se debe aplicar el tratamiento hasta 1 mes después de tomar el sol, rayos uva o cremas autobronceadoras.

Es normal e incluso deseable la aparición de edema alrededor del folículo piloso. La zona tratada puede adquirir un tono rosáceo o rojizo. La piel quedara enrojecida durante un tiempo que puede variar desde unos minutos hasta 2-3 días. En algunos casos pueden aparecer zonas de hipo o hiperpigmentación que habitualmente son transitorias y desaparecen en varias semanas.

El procedimiento es algo molesto. El grado de malestar varia de una persona a otra, dependiendo de su umbral de dolor. El láser alejandrita (Candela) dispone de un sistema de enfriamiento con criógeno que se dispara unos milisegundos antes que la luz de energía, enfriando la piel, haciendo que el procedimiento sea menos molesto para el paciente. Normalmente no es necesaria la aplicación de anestesia, pero si se aplica será siempre por vía tópica (Lambdalina crema) y no más de un tubo en cada sesión.

No hay riesgo de contagio de infecciones.

Hay riesgo de lesión ocular si no se utilizan gafas protectoras adecuadas mientras se aplica el tratamiento.

Hay riesgo de quemaduras en casos en los que el paciente no siga las normas prescritas por el médico y en casos en los que oculte la toma de sol, rayos UVA o medicación fotosensible.

En casos en los que el paciente esté en tratamiento crónico con medicación fotosensible, hay que realizar una prueba en una pequeña zona unos días antes de realizar el tratamiento con láser. Si el paciente toma de manera puntual alguna medicación fotosensible, lo mejor es dejar pasar unos días antes de realizar el tratamiento.

El tratamiento con láser médico alejandrita debe ser aplicado o al menos indicado y supervisado por un médico (es necesario valorar al paciente, tratamientos farmacológicos que toma, patologías que presenta, tipo de piel, posibles efectos secundarios...)

En comparación con la fotodepilación (luz pulsada) habitualmente utilizada en centros de peluquería y estética, el láser médico alejandrita tiene mucha más potencia. Emite un rayo de luz uniforme y homogéneo con una longitud de onda adecuada para eliminar el vello negro en personas con piel blanca, ocasionando mínimos daños en la piel. La fotodepilación emite rayos de luz de menor intensidad, dispersos no uniformes y con diferentes longitudes de ondas (unas adecuadas y otras no para eliminar el pelo negro). La fotodepilación no está indicada en cara. Con fotodepilación se requieren muchas y frecuentes sesiones, no desapareciendo el vello por completo.

Existen otros laser médicos para depilación que también deben ser utilizados por un médico, como el láser diodo y el neodimio:

El láser diodo emite energía con una longitud de onda más adecuada para en tipos de piel más oscura y bronceada. No está indicado en cara. Sus efectos son duraderos pero no permanentes. Se requieren más número de sesiones que con láser Alejandrita.

El láser neodimio es más doloroso y está indicado en casos resistentes al láser Alejandrita.

Hoy en día el sistema más eficaz para depilación en personas de raza blanca y pelo moreno según todas las sociedades científicas de dermatología y estética es el láser alejandrita.

Estudio y valoración del paciente por parte del médico.

No tomar el sol, rayos uva ni cremas autobronceadoras en la zona a tratar durante un mes antes de la aplicación del tratamiento.

Depilar la zona a tratar unos días antes con cuchilla o crema depilatoria no utilizando técnicas de tracción (pinzas, cera, maquinas depilatorias…). El pelo debe estar corto.

Las personas muy sensibles pueden utilizar anestesia local 1 hora antes del tratamiento. Consultar con el médico la forma de administración.

Es habitual la aparición de enrojecimiento e inflamación de la zona tratada, que suele remitir espontáneamente, pero es recomendable el uso durante 2-3 días de gel o body-milk con aloe vera a elevada concentración (tiene propiedades calmantes y antiinflamatorias).

No se debe tomar el sol en la zona tratada hasta 8-10 días después y siempre utilizando fotoprotección alta.

En cara debe utilizarse todos los días antes de salir a la calle incluso en días nublados, para evitar la aparición de manchas y quemaduras en sesiones posteriores.

Si aparecen lesiones en la piel es recomendable acudir a la clínica para valorar por el medico la necesidad de otros tratamientos (corticoides, antiinflamatorios, antihistamínicos…)

En algunos casos, está indicada la exfoliación de la piel con guante de crin pasadas 1-2 semanas de la sesión, para conseguir antes la eliminación del vello muerto.

En Clínica Medifem, realizamos depilación con el sistema más eficaz: láser alejandrita. Avalado por todas las sociedades científicas de medicina estética y dermatología.

 

Ver todos nuestros tratamientos:



CAPILARES FACIALES CORPORALES DEPILACIÓN CIRUGÍA ESTÉTICA

¿QUIÉRES PEDIR CITA?
LLÁMANOS 926 969 991 - 926 969 992

¡Estamos de
enhorabuena!



Estrenamos nueva web


Ya está disponible nuestra nueva página web, elegante y sencilla. Elaborada con las últimas tecnologías para que tenga la funcionalidad y la usabilidad de las webs...


LEER MÁS